Investigación por licencias de conducir


La investigación, inciada en enero, surge a partir de denuncias elevadas por un auxiliar dependiente del Departamento de Coordinación de la Dirección de Seguridad Vial, a cargo de Erwin Cersósimo. Fue la Dirección de Investigaciones Administrativas de Fiscalía de Estado, a cargo de Javier Fernández, la que llevó adelante la investigación.

De la declaración surgen distintos tipos de irregularidades, cometidas tanto por personal de la Policía de Mendoza en las delegaciones donde se otorgan las licencias de conducir, como por parte de las Academias de Manejo. Debieron ser investigadas delegaciones de Maipú y Lavalle. Entre otras cosas se detectó venta de turnos, sobreimpresión de credenciales, falsificación de firmas y serias irregularidades en escuelas de conducir que no estaban habilitadas.

Incluso se observaron anomalías en la entrega de certificados de aptitud, algunos fueron concedidos sin ningún tipo de evaluación.

El caso fue remitido a la Fiscalía de Delitos Complejos, a cargo de la doctora Claudia Ríos.