Fiscalía solicitó adecuaciones en el Lagomaggiore


La medida fue tomada este jueves y comunicada al director de ese centro asistencial tras una inspección ocular en respuesta a una denuncia elevada por un particular en Fiscalía de Estado. Si bien el pedido exponía diferentes irregularidades en el hospital Luis Lagomaggiore, sólo se pudo constatar la existencia de puertas de emergencia bloqueadas por mercadería y rejas.
La inspección estuvo a cargo del Fiscal Adjunto a cargo de Investigaciones Administrativas; Javier Fernández, y personal de esa dependencia. En el acto se dispuso requerirle al director que tomara medidas inmediatas para garantizar la seguridad de personas y bienes adecuando las instalaciones a la normativa vigente.
El director del centro asistencial, Mario Bustos Guillen, se comprometió a ejecutar la recomendación en lo inmediato.
La denuncia que motivó el traslado de personal de Fiscalía daba cuenta de un depósito clandestino de medicamentos que no reuniría las condiciones mínimas de seguridad. Sin embargo se constató que en el lugar se acopian insumos médicos no perecederos como agua destilada, papel higiénico, jeringas y sondas. Además se verificó que personal policial es quien custodiaba el acceso a la farmacia, dejando constancia en los registros respectivos de los datos de las personas que manipulan dichas mercaderías.
La denunciante también expuso que en el último incendio registrado en ese centro asistencial se habría destruido documentación. Sin embargo, personal de fiscalía constató que el mismo se produjo en un predio donde sólo hay basura y vegetación.
Javier Fernández remarcó que la medida se tomó en pos de resguardar la seguridad laboral de los trabajadores pero también de quienes asisten al hospital. Además se solicitó, en el mismo acto, que se envíe a Fiscalía de Estado el plan de evacuación y las medidas de seguridad con que cuenta el hospital.